Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Monday, December 21, 2009

Feliz Navidad 2009-10

null
 
 
 La Navidad me entristece. Detesto el mes de diciembre. empieza con las celebraciones descoloridas del día de la Constitución y termina con la cena de Nochebuena en La Zarzuela. Menos mal que no tendré que tomar las uvas rodeada de cuñadas y de sobrinos. Mi Felipín siempre me lleva de vacaciones a Turquía o por ahí, a un país del Este, donde nadie nos conoce y podemos pasear sin ser asaltados pro los cazadores de autógrafos.
 
 No estaba yo para fotos, pero me dejé fotografiar con mis Infantitas y mi Felipín. Siempre es lo mismo: una foto de familia feliz para acallar rumores de un posible divorcio. ¿No podríamos pasar de la Navidad, de la foto dichosa y del discurso de Su Majestad?
 
 Leonor se sintió defraudada porque no había payasos en la sesión de fotos.
 
 -En Los Rosales se hacen mejores fiestas, mami.
 
 Mi Felipín le recordó que es la Heredera del Heredero y tiene que sacrificarse por la Patria.
 
 -No quiero que seas como Rajoy, cariño. Sólo los fachas consideran los sacrificios por la patria un coñazo.
 -Pero no me gusta que me quiten fotos, papi. Además ese fotógrafo no trae payasos, ni cuentacuentos, ni vende palomitas como en el cine,...
 
 Su Majestad mueve la cabeza contrariado.
 
 -Jamás reinaréis -murmura.
 
 Aprovecho para preguntarle por sus ganas de abdicar. No me contesta. Enciende un habano y fuma como si la Ley Antitabaco no existiera. Mi doncella corre a abrir las ventanas para descontaminar la estancia.
 
 -Cierra, Maripuri -le pido-, que Su Majestad tiene que ensayar el discurso de Nochebuena.
 
 Su Majestad intenta memorizar los tres folios del discurso sin éxito.
 
 -Es mejor que haga un play back, Majestad -le sugiere mi doncella-. Los cantantes cantan sobre el disco en los directos y usted puede hacer lo mismo.
 
 Mi Leonor vuelve a protestar. El discurso de su abuelo le parece tan aburrido como las sesiones de fotografías para las postales de Navidad.
 
 -Quiero que les prohibas a los profesores ponernos deberes -exige-, y también debes prohibir los exámenes.
 -Tengo que hablar de los secuestros de españole en el Índico, de la crisis económica y de la Constitución -dice Su Majestad.
 -No digas nada de mi divorcio -le ruega Elena-. Mi ex no lo resistiría, papá, y yo tampoco. Me niego a parecer una pobre divorciada. ¿Sabes lo duro que resulta para una mujer aparecer en la postal de Navidad sin marido? Al final, me he decantado pro enviar a las amistades sólo la foto de Froilán y Victoria Federica como si fueran niños huérfanos. Menos mal que mi hermana Cristina se solidarizó conmigo enviando de postal de Navidad a sus Urdangarines también huérfanos.
 
 Doña Sofía apoya a Elena. Los trapos sucios hay que lavarlos en casa. Yo no la apoyo porque, una vez que he conseguido tener una familia de cuento de hadas, me da la gana de enseñarla y la enseño. ¡Faltaría más! Hasta Peñafiel estaría de acuerdo conmigo, y si no lo está tampoco me importa.
 
 Su Majestad sigue con los ensayos. ¡Por Dios! Parece que va a leer un discurso en el que le declare la guerra a los Estados Unidos. Cuando yo sea Reina de España haré un discurso improvisado, sin perder el tiempo en ensayos y en tonterías.
 
 -Tú di cosas bonitas, papá -le recomienda mi Felipín-. Los españoles necesitan recuperar la esperanza en el futuro.
 
 Pienso que la única cosa bonita que me apetece escuchar es la abdicación de Su Majestad. Se acabarían los desfiles militares, el ejército, la corrupción, la pobreza,... España iba a ser un paraíso terrenal conmigo de Reina.
 
 -¿En qué piensas, Leta? -me pregunta mi Felipín.
 -En la felicidad, Felipe.
 -¿Viene el varón?
 
 Me toco la tripa y pienso en un nuevo parto por cesárea. ¡Qué dolor! La epidural no te quita el miedo.
 
 -Con Leonor y Sofía tenemos de sobra.
 
 ¿Cómo no voy a estar depre? En esta familia no hay cambios. Estoy cansada de ser Princesa de Asturias. Yo quiero reinar, ser una Reina de España joven, poder exigirles a mis cuñadas una reverencia. Pues nada, Año Nuevo vida vieja. Aquí seguimos princeseando de inauguración en inauguración. Hasta Belén Esteban vive mejor que yo. Va a dar las uvas en Telecinco y yo sólo puedo mirar como Su Majestad suelta un discurso idéntico al del año pasado el 24 de diciembre. Me queda el consuelo de que mi nariz comprada es mucho más bonita que la que compró Belén Esteban. A la pobre le pusieron la nariz de Michael Jackson. Es lo que pasa cuando eres sólo la Princesa de San Blas.
 
 
 

Thursday, November 26, 2009

Elena y Jaime se nos divorcian



 

 
 Doña Sofía está muy disgustada porque su hija Elena se ha divorciado. Teme mi suegra que Elena esté en el limbo por eso de que los que mandan en la Iglesia no dejan comulgar a los divorciados. Para una madre católica es muy importante que su hija tome el cuerpo de Cristo. Bien lo sé yo ahora que se me acerca la Primera Comunión de mi niña Leonor. ¡Cuatro años tiene mi criatura!

  Cuando tienes una hija de cuatro años, te sientes vieja. Parece que fue ayer cuando era una joven soltera tras un primer matrimonio fracasado. Trabajaba en TVE, no iba a misa, viajaba con los amigos y hasta estuve en la guerra de Irak haciendo un arriesgado reporterismo. Era joven y me sentía joven. Ahora siento la vejez llamado a mi puerta. Mi Felipín cree que sufro la crisis de los cuarenta, porque pena porque su hermana mayor se divorcie sabe que no tengo.
 
 -Yo necesité ayuda psicológica para recuperarme, Leta. Es tremendo cumplir cuatro décadas y seguir siendo Príncipe de Asturias.
 -¡Por fin quieres reinar, coño!
 -¡Leta! Acabas de soltar un taco.
 -Soy humana, Felipe.
 
 Mis cuñadas también dicen tacos, pero no se les notan tanto porque son Infantas. Un taco en una plebeya se nota más. También se nos nota más a las mujeres del Pueblo un divorcio. Peñafiel nunca olvida que la primera divorciada de la Casa Real soy yo. A las Infantas tampoco se les notan las peleas. En cambio, sus peleas conmigo no salen de la boca de Peñafiel. Ese hombre sigue hablando de mi mala relación con las hermanas de mi Felipín, y hasta me culpa del anuncio oficial del divorcio de Elena y Marichalar. Menos mal que no se a enterado de las peleas de mis Infantitas.
 
 Leonor le recuerda siempre a su hermana Sofía que ella es la Heredera del Heredero.
 
 -Tendrás que ganarte la vida con un trabajo.
 -¿Cómo Maripuri? -le pregunta mi Sofía.
 -Por ejemplo. Pero es mejor que te hagas cocinera porque los cocineros tienen estrellas Michelín y salen en la tele.
 
 Mi Leonor es una niña muy lista. A sus cuatro añitos ya entiende el funcionamiento de la Patria.
 
 -Yo no hablo de política, mami -me dice-, pero quiero que sepas que los padres de mis compañeros de Los Rosales votan a Esperanza Aguirre. No quieren a Gallardón y se ríen de Rajoy.
 
 Siento pena. Mi primogénita está siendo educada en un colegio de la derecha. Razón tenía mi doncella cuando nos pedía que la matriculáramos en un colegio público de Vallecas. Me consuelo pensando que estamos a jueves y los niños de Los Rosales tienen un fin de semana largo para olvidar el divorcio de mi cuñada. Prefiero que le hablen a mis Infantitas de política y no de los trapos sucios de la Familia Real.
 
 -¿Tú les hablas bien de Zapatero, cariño?
 -Yo no hablo de política, mami.
 -Hija, ¡por Dios!, ni que fueras la Reina de Inglaterra.
 -Soy prima lejana de esa buena señora.
 
 Mi Felipín se emociona oyendo a nuestra Leonor. Dice que es superdotada.
 
 -¿Cómo Einstein? -le pregunto.
 -Mucho mejor, Leta. Esta niña tienen un coeficiente intelectual muy alto. Vamos a tener que matricularla en la Universidad el próximo curso.
 
 No creo que Hacienda pueda afrontar el gasto. Georgetown es una universidad muy cara. Claro que podríamos financiarle la matrícula con deuda pública. Tengo que hablarlo con Zapatero. De momento, hay que darle prioridad al pago de las facturas del cumpleaños de Leonor. Los payasos no nos hicieron descuento. ¿Y qué decir del catering? ¡Un robo! Por unas patatas fritas con hamburguesas nos clavaron un millón de euros. Encima tuvimos que devolver el regalo que nos envió Aznar. Era un muñeco robotizado que olía a corrupción Gürtel desde lejos. Mi Felipín y yo sólo aceptamos para nuestra primogénita regalos chinos de dos euros y unas cremas que se venden en Tienda Coruña a un euro. Somos honrados. El resto de la Familia Real también es honrada. Mi cuñada Cristina trabaja como una negra en la Caixa, su marido Iñaki, pese a ser Duque, curra en telefónica, Elena está en una compañía de seguros (que no cito porque no me paga la puli) ganándose las lentejas y el más hornado de todos es mi pobre ex cuñado Jaime de Marichalar renunciado al Ducado de Lugo, a una esposa Infanta de España, a la custodia de dos nietos del Rey de España y a varios consejos de administración. No sé cómo va a pagarle a Elena los gastos de sus hijos.
 
 Hablando de gastos, los gastos del cumpleaños de Leonor me hundieron más en mi depresión precuarenta. Estamos en crisis, en recesión; mis súbditos, en vez de trabajar, van al INEM. Estoy triste. Sólo la abdicación de Su Majestad me curaría el pesimismo.
 
 -¿No quiere jubilarse, Majestad? -le pregunto-. Debería jubilarse antes de que la Seguridad Social dé en quiebra.
 
 Su Majestad no me hace caso; mira como mi Leonor juega con una muñeca de todo a cien. Lo noto triste. Debe estar pensando en el enfado que se habrá pillado Benedicto XVI nada más recibir la petición de anulación de una Infanta católica. No, mi suegro no piensa en el enfado del Papa, sino en los cuartos que  le va a costar la firma de Ratzinger en el acta de anulación de matrimonio religioso de Elena y su ex. Espero que no tenga que recurrir a sus cuentas bancarias de Suiza y nos joda la herencia a mi Felipín y servidora. Sería un desastre. No me quiero imaginar sin una cuenta bancaria en Suiza para heredar un día cada vez más cercano.
 
 
 Rosas con mensaje. Una rosa blanca serigrafiada y 11 rojas
 
PRECIO: 34 EUROS
 
 



Date una vuelta por Sietes y conoce el pueblo de los expertos en Windows 7

Thursday, October 29, 2009

De uñas con mis cuñadas

null


No se habla de otra cosa en mi Reino: estoy de uñas con mis cuñadas Elena y Cristina. Nada importante, creo yo, pero no creen los mismo los medios de comunicación; siempre dispuestos a airear mi vida privada. ¿A quién le importa que no les hable a mis cuñadas? ¿A los que tanto se preocupan porque las hijas de Zapatero son góticas o porque Belén Esteban tiene problemas con el Defensor del menor? Pues esos deberían barrer sus casas. Mi relación con las hermanas de mi marido es la misma que tienen cantidad de cuñadas entre sí. El lunes las quieres, el martes las odias, el miércoles te preguntas porque no te habrán tocado otras cuñadas, el jueves decides retirarles el saludo, el viernes escuchas los lamentos de la suegra, el sábado notas que el marido empieza a distanciarse y, a lo peor, el domingo te divorcias. Tranquilos. Mi Felipín y yo todavía estamos lejos del divorcio. Tenemos otras preocupaciones.

Yo, que soy Princesa de Pueblo, sufro mucho con la situación económica de mi país. Hay mucho paro, largas colas de gente desesperada a las puertas de las oficinas del INEM, y mis políticos no lo solucionan. Zpatero pierde el tiempo en el extranjero, Rajoy se esconde en Sanxenxo para que no lo salpique el caso Gürtel, los nacionalistas son ajenos al tema económico, Izquierda Unida no existe, Rosa Díez calla o no la dejan hablar, que es lo mismo. Estoy desolada.

Intento hablar con Su Majestad.

-Tenemos que gobernar el país -le dijo-, aunque sea dando un golpe de Estado.
-No, nuera. Nosotros somos demócratas.
-Yo también soy comunista -le recuerdo.

Su Majestad se indigna. Empieza a dar puñetazos en el escritorio heredado de Alfonxo XIII. No quiere comunistas dentro de la Familia Real. Mi Felipín me arrastra fuera del despacho de su augusto padre, temeroso de que también acabe por no hablarme con mi suegro.

-No hables de política, Leta.
-¿No puedo decir que soy comunista?
-Hablas como tu doncella.
-Maripuri también es comunista, Felipe. ¿Sabes qué me dijo el otro día? Que hay que repartir el empleo para solucionar el paro.
-Ya lo ha solucionado el Presidente, Leta. Les da 420 euros a cada desempleado reciente.

Los hombres no saben el precio del pan. En pan y leche ya se te van los 420 euros dichosos. ¿Y si tienes un bebé? Pobrecito mío. Yo ya lo veo sin pañales, llorando de frío, muerto de hambre. Me vienen a la cabeza las Nanas de la cebolla de Miguel Hernández y se las recito llorando a mis Infantas.

-¿Por qué lloras, mami? -me pregunta Leonor.
-Por nuestros pobres, cariño; hay muchos, cada día más.

Mi Leonor sigue jugando con una Mariquita Pérez que fue de mis cuñadas. Sofía me tiende un pañuelo y se une a los juegos de su hermana. No me entienden. Son pijas. Hubiera preferido dos hijas góticas. Zapatero no sabe la suerte que ha tenido. Sus niñas sólo necesitaron una foto para hacerse más famosas que Belén Esteban.

Mi Felipín me abraza. No quiere que me preocupe por el paro ni que me angustie porque mis cuñadas no me quieren. De sus hermanas no habla por eso de que no se debe echar leña al fuego cuando hay un incendio. Prefiere hablar del paro.

-En España no hay hambre, Leta. La gente se sigue manifestando en contra del aborto; quieren hijos, familia.
-No tienen sentido -lo interrumpel mi doncella-. Los curas del Vaticano los atontean. ¿Qué mujer puede gritar hoy en día quiero hijos? Usted, mi Princesa, y para de contar. Sin salario no hay dinero y sin dinero no hay felicidad. Yo jamás pariría un hijo en un país en crisis. Ni siquiera lo hago.
-¿No lo haces, Maripuri?
-No, mi Princesa. Los anticonceptivos son muy caros.
-¿Cómo va tu tienda?
-Anda entre la quiebra y el éxito total. Lo que más vendo son productos a 1 euro. Cremas y cosas así.
-¡Menudas cremas!
-Son buenísimas; todas Bottega Verde.

Maripuri abre un tarro y me unta.

-¡Ay, Maripuri! Esta crema me da alergia.
-No, mi Princesa. Usred déjese untar bien para rejuvenecer. En una semana recuperará el acné juvenil y en un mes volverá a tener el sarampión.

Corro a lavar la cara. Esta Maripuri es tremenda. ¿Qué diría Peñafiel si me ve con granos?...

Granos no me salieron, pero si ciertos picores. Durante los actos de los Premios Principe de Asturias no paraba de rascarme. Hasta en el velatorio del pobre general Sabino Fernández Campos lagrimeaba con la alergia. No sé si era por las cremas de Maripuri o por tener a mis cuñadas cerca. Son unas envidiosas. Empiezan a mirarme con sus aires de grandeza y me pongo nerviosa. Al final va a tener razón Peñafiel: soy el verso suelto de la Familia Real.

$$$$$$$$$

Pegatina portátil Rostro y flores

Pegatina portátil Che Guevara

Precio: 14,90 euros
COMPRA LA PEGATINA EN:


Tuesday, October 13, 2009

Las cuentas del Reino



En la Casa Real seguimos con preocupación los debates de los Presupuestos Generales del Estado porque ahí están nuestros dineros. Su Majestad está convencido de que por una negociación económica llegará la III República.

-Cuidado, Felipe, cuidado -le dice a mi Felipín.

Mi Felipín bosteza. La Economía es mucha ciencia para un príncipe sin escasez en la despensa.

-¿Juega el Atletic? -pregunta.

Su Majestad da un portazo y se va a su despacho. Seguro que llama a Zapatero para darle consejos. Mi suegro sabe mucho de inversiones. Yo lo admiro. Mira que ahorro y no hay manera de abrir una cuenta bancaria en Suiza.

-¿Tú tienes cuenta en Suiza, Maripuri? -le pregunto a mi doncella.
-No, mi Princesa. Abrí una tienda on line, pero todavía no tengo muchos beneficios. Creo que mis clientes son muy pobres.

¡Qué pena! Un pobre no puede ayudar a oro pobre. Maripuri debería buscar clientes pudientes. Por ejemplo gente de la aristocracia, burgueses, nuevos ricos. Esas personas que no pagan la subida del IVA y demás impuestos porque tienen SICAVs que tributan al 1%.

Le prometo pasarme por su tienda on line. No es que necesite algo, pero me gusta ayudar a mi fiel doncella, Maripuri.

Doña Sofía es la única española que no se preocupa por la marcha de los asuntos económicos. Su mayor preocupación es que Obama no conozca a la Infanta Cristina.

-El otro día le hizo una reverencia a una insignificante invitada pensando que era mi hija.

Le envía varios centenares de fotografías de la familia Urdangarín-Borbón al Presidente de los Estados Unidos y flamante Premio Nobel de la Paz. Un montón de papel que acabará en la papelera. Mejor sería que enviara las instantáneas a la revista ¡Hola! para un reportaje pagado.

-Este año no nos suben el sueldo, Majestad -le comento.
-No hables de dinero, Letizia -me recrimina-. Recuerda quien eres.

¿Y quién soy? Una Princesa, sí, pero no seré más que ciudadana Letizia si llega la Tercera. Ciudadana Letizia. ¡Qué mal suena! No me llamarían Alteza, ni me harían reverencias. Supongo que volvería a los telediarios de TVE.

-Felipe, amor, ¿a qué te dedicarías si llega la Tercera? -le pregunto a mi Felipín.
-No llegará, Leta. Los españoles nos necesitan para estar unidos.
-Hablas como los del PP.
-Hablo como un Borbón.

La niñera Rafaela llega con mis Infantitas. Leonor progresa adecuadamente, pero la pequeña Sofía no progresa tanto. Me da vergüenza confesar que todavía no ha aprendido el abecedario. Yo a los dos años ya contaba las letras y sumaba números sin contar con los dedos. Sofía, la pobre, sale al padre.

-Las ciudadanas Infantas se niegan a merendar.
¿Y eso Rafaela?
-Su doncella les ha dicho que España es un país empobrecido por la crisis económica y ellas quieren solidarizarse con los niños pobres mediante el ayuno voluntario.

-¡Maripuri! -chillo-. ¿Quieres traumatizar a las Herederas del Heredero con tu demagogia barata?

Mi doncella no contesta. Sigue a lo suyo barre que barre, limpia que limpia; de vez en cuando saca el tarot del bolsillo del mandil y mueve la cabeza preocupada. Espero que no le haya salido una quiebra de su tienda. Los negocios suelen irle bien sólo a los ricos porque dinero llama dinero.

Hablando de tiendas y productos. ¿Os gustó mi maquillaje del día de la Patria? Se lo compré a mi doncella Maripuri en su tienda. Me hizo una rebajita porque sabe que yo tampoco ando bien de dinero. Los Presupuestos Generales del Estado están sin aprobar, Zapatero se nos marchó a EEUU y a otros países de juega, la comida cuesta y una da para lo que da. El maquillaje es bueno. Cuando pasó por delante de nosotros la cabra de la Legión, se me pegó un moscón en la nariz. No me dejaba. Yo creo que lo atraía la crema que le compré a Maripuri. Imaginad lo buena que es si hasta atrae a los insectos.

Bueno, me voy a dormir. Tengo la cabeza tonta de oír los chillidos de los antiZapatero. Casi me matan. La próxima vez voy a desfile del 12 de octubre con tapones en los oídos aunque me pierda los vivas a España y al Rey.



Wednesday, September 16, 2009

Vuelta al cole



Sin dinero no se puede vivir. Yo cada día más dependo de los euros. El colegio de las niñas, mis vestidos, estos zapatos que me ponen altura, los bolsos, el maquillaje,,, Ya le dije a Su Majestad que voy a acabar poniendo vallas publicitarias por todo el monte de El Pardo. Los jardines de La Zarzuela ya los he decorado con vallas de la Coca Cola, sidra El Gaitero y cerveza Estrella Galicia. Por cierto, me pagan una miseria. Si a Isabel Preysler le pagaran tan poco, estaba pidiendo limosna en la Plaza Mayor de Madrid. Yo, gracias a Dios, tengo un sueldecillo que me pagan entre Zapatero y Su Majestad.

-¿Y si te apuntas al INEM, Felipe? -le sugerí a mi esposo al ver los gastos de la vuelta al cole de dos Infantas de España-. Cuatrocientos veinte euros dan para libros.
-Peñafiel dice que los miembros de la Casa Real sólo podemos trabajar. Nada de negocios.
-El INEM no es un negocio.
-Vaya sí lo es, Leta. ¡Tiene más de cuatro millones de trabajadores! Ni Repsol Ypf emplea a tanta gente.

Mi Felipín confunde negocios con necesidades. Me da igual. Yo soy su Princesa, no su profesora.

-¿Estás seguro de haber aprobado tus estudios, Felipe? -le pregunto.
-Por supuesto, Leta. Yo aprobaba hasta las matemáticas con matrícula de honor. Leonor y Sofía van a tener difícil superar mis notas. Fui el alumno más listo de Georgetown.

Amén. No seguí preguntando. Si algo no aguanto de mi Felipín es su ramalazo pijo.

El estilista Nacho me trae más zapatos de las zapaterías de Chueca. No se corta a la hora de criticar mis vestidos.

-Usted no se deja aconsejar por Marichalar, su ex cuñado, y así va: de pena.
-No me imagino con trenza, Nacho. Además, para los consejos ya te tenemos a ti.

Nacho habla de tendencias, colores, tejidos, complementos,...

-Eso cuesta mucho dinero -señala mi doncella-, y tenemos crisis, mi Princesa.
-Tranquila, Maripuri, que le pongo publicidad a las cortinas y ya saco para unos manolos.
-Sus súbditos no quieren publicidad. Yo me fijo, mi Princesa, y veo como las visitas no aceptan los canapés servidos en platos de la Coca Cola.

Mi Leonor pasa corriendo detrás de su hermana Sofía. ¡Qué preciosidades! ¡Lo bien que les quedaría en los uniformes una publicidad de yogures Danone! Podría decir algo así como: "Un Danone tan natural como una Infanta de España".

El estilista quiere cobrar. Dice que las facturas a 90 días no las acepta. Él cobra al contado.

-Vete a cobrar a La Moncloa.
-¡Me niego! Soy del PP.
-¡Válgame Dios!
-Del PP y católico.
-¡Faltaría más!... Oye, si eres católico debes perdonar las deudas de tus deudores. Dios proveerá.

¿Se dice Dios proveerá? No sé. Nacho marcha sin despedirse. Me da igual. Siempre me quedará Maripuri para los consejos del presente y del futuro.

-¡Qué dice el tarot, Maripuri?
-Las Infantas repetirán 1º de la ESO, usted tendrá una crisis matrimonial, veo un nuevo embarazo, don Juan Carlos sigue reinando sin novedad, Zapatero seguirá ganando elecciones con ochenta años,...

La vida sigue igual. Respiro tranquila. Mi Felipín va a tener razón cuando dice que el INEM es un negocio. Miro a mis niñas y me vienen ganas de decirles. ¡Seréis paradas! Callo. Quiero que estudien y que no tengan que malvivir de la publicidad de un puñado de blogs.

Hablando de trabajo, mi hermana Telma está encantada en Barcelona trabajando de no sé qué. En el Ayuntamiento la adoran.

El resto de la familia también está muy contenta. Los hombres se dejaron todos barba por eso de la crisis. Ahorran una pasta en cuchillas de afeitar.

Wednesday, August 19, 2009

Vacaciones en Mallorca sin miedo



Me traje tres baúles de zapatos a Mallorca que compré en Chueca a precio de saldo. Estamos en crisis. Tenemos para rebajas y para de contar. Como dice mi suegro, hay que ahorrar. Los zapatos huelen a pegamento chino que te mueres. Yo me los quito en la cubierta del Fortuna para que no se me despeguen. Ya le dije a mi Felipín que vamos a tener que buscar otro empleo. Yo podría ayudar a Isabel Preysler en las promociones de Porcelanosa y mi Felipín tiene mucho futuro en la televisión.

-Podrías hacer monólogos, cariño -le sugiero-. Seguro que monologueas mejor que Paquirrín.
-Mi futuro es ser Rey de España.

Dios lo quiera. Los malos andan por Mallorca matando guardias civiles. Cruzo los dedos. El miedo es libre. Mi doncella me anima a ir de chiringuitos.

-Tienen que promocionar el turismo español, mi Princesa. Cuando la vean por la BBC los ingleses tomando un tinto de verano en una terraza, vendrá hasta la Reina de Inglaterra a vacacionar. Se les quitará el miedo.

Le hago caso. Agarro a mi Leonor y allá nos vamos. Sólo llegamos a la puerta de Marivent: un guardián nos prohibe salir por una orden de arriba.

-Soy la Princesa -le digo.
-Zapatero nos ordenó cuidarla, Alteza.

Como soy una bien mandada, obedezco. Subo a mi habitación a cambiar de zapatos para lucir un nuevo modelo.

-¿A dónde vas con esos zapatos, Letizia? -mi cuñada Cristina se santigua.
-A pasear por el jardín, cuñada. ¿Te gustan? Son zapatos de rebajas.
-Ya veo.
-No te rías, cuñada. Son el mejor output de la producción de calzado española deslocalizada en China: bajos costes, producto de usar y tirar y 50% de descuento en el precio final. Nacho Montes me felicitó por la compra.

Adoro a Nacho. Por fin he encontrado un estilista con el que me entiendo.

-Quítese esos zancos, Alteza -me pide cuando me ve en Chueca-. Usted estaba mejor con bailarinas. Unas bailarinas, un pantalón vaquero y una camiseta blanca.

Así me visto, pero sólo aguanto las bailarinas hasta que mi Felipín baja del barco. Con mi altura natural no le llego para darle un beso. Lo siento por mi estilista. Mi doncella, que está en todo, me presta sus zancos, quiero decir sus zapatos de tacón.

-¿Tú también compras los zapatos en Chueca, Maripuri? -le preguntó.
-No, mi Princesa. Yo se los compro directamente a los chinos.

Mi doncella es muy apañada. Yo tendré que aprender de ella para afrontar el año 2010 sin un euro de suba. Estos días me estoy dando un homenaje por Palma de tienda en tienda.

-Déjame gastar, Maripuri, por favor. Que sí, hija, que sí, ya sé que me congelaron el sueldo entre Su Majestd y ZP. Mira, voy a comprarle vestidos de talla grande a mis Infantitas.
-No le va a quedar dinero para el estilista Nacho, mi Princesa.
-Tranquila, Maripuri. Nacho acepta pagos a tres meses.

Sigo paseando por Palma con mi doncella Maripuri y mis niñas. Encuentro más paparazzi que turistas. Algún sinvergüenza me acerca una alcachofa. No, de mis cuñadas no hablo, gracias. ¿Crisis matrimonial? No, ¡por Dios! ¿El varón? Tampoco hay varón. ¿Que si Sofía irá al colegio? Hombre, no la dejaremos sin alfabetizar, digo yo. ¡Qué pesados! Los paparazzi son peores que Peñafiel.


La lotería gratuita online Kinglotto es una buena opción para ganar dinero y premios sin gastar ni un sólo euro en boletos. Cada día puedes jugar 10 boletos que te dan acceso a un premio en metálico de 2500 euros. Con Kinglotto nunca pierdes. Los números acertados de tus boletos acumulan puntos en tu cuenta y, sumando sumando, puedes acceder a una serie de premios según tu número de puntos. Por ejemplo, puedes llevarte gratis un maravilloso mp3 que será la envidia de tus amigos, un libro de cocina para regalarle a tu suegra, un fondo de pantalla para tu hijo, un bolígrafo para el sobrinillo que empieza a hacer garabatos o un DVD muy actual que disfrutarás en esas tardes lluviosas en que la lluvia se extiende desde Galicia al resto de España.

Como ves, amig@, todas son ventajas con Kinglotto. El Rey de la lotería online nos lo pone fácil, no podemos decir no. Yo juego todos los días con Kinglotto gratis. Ya he conseguido un par de mp3, algún libro de cocina y media docena de bolígrafos. Todos estos regalos han llegado a mi domicilio sin coste alguno de envío. Los mp3 son de cine, estupendos. Yo me he quedado uno y el otro lo he regalado.

La forma de jugar es de lo más sencillo. Una vez inscrit@, entras en las web de Kinglotto (pinchar el banner superior) y tienes a tu derecha un boleto donde vas pinchando los números de tu combinación favorita o bien eliges una combinación aleatoria. Para confirmar tu selección pinchas el banner de publicidad que hay justo debajo del boleto de la pantalla. A tu izquierda aparece marcado el número de boletos que te quedan pendientes de jugar. Puedes hacer ¡10 boletos! por día. ¿Sabes lo que te costarían 10 boletos de la primitiva? ¡10 euros!. En Kinglotto no gastas un euro y encima siempre obtienes premio porque vas sumando puntos con los números acertados en los boletos. Ya me gustaría a mí poder cobrar por dos números en la Bonoloto. Siempre me quedó a un número del premio de tres.

Por eso soy una usuaria fiel de Kingloto, el Rey de la Lotto, el rey de mis mañanas de oficina; porque siempre gano puntos para luego conseguir premios de la tómbola que siempre toca. Te recomiendo esta lotería online. Juega. Gana premios. Es gratis.

Tuesday, August 11, 2009

Muestras gratis para todos: análisis patrocinado por Zync





En estos tiempos de crisis viene bien una ayudita como la que nos ofrece Muestras gratis a través de Internet, poniendo a nuestra disposición muestras y regalos de productos que distintas empresas ponen de promoción.

Sólo debes inscribirte en esta web para tener acceso a productos tales como tarjetas de rasca y gana de cinco euros, sesiones de fisioterapia en centros de renombre, emoticones que darán vidilla a tus e-mails, un póster personalizado con una fotografía, copias digitales de tus mejores fotos, etc, etc, etc. El listado de productos gratuitos es muy interesante. ¿Quién le dice no a un juego on line totalmente gratuito o a una comida gratuita que ofrece un restaurante?

Que nadie piense que se trata de productos corrientillos. Para nada. Son productos de calidad contrastada por los miles de consumidores que los usan, pequeñas muestras que redundarán en una reducción de tus gastos a final de mes.

La web de Muestras gratis es muy fácil de usar. A la izquierda te inscribes con tu dirección de correo electrónico en un par de minutos. Debajo del link de inscripción, está el listado de contenidos y una encuesta que os recomiendo cubrir. Siempre es conveniente dar nuestra opinión para que las empresas y sus productos mejoren.

A la derecha nos ofrecen un listado de las ofertas más destacadas y la posibilidad de hacerte fan en el facebook de Muestras gratis.

Como veis, amigos, se trata de una web sumamente interesante. Todos sabemos que hay muestras gratis y distintas promociones que nos pueden beneficiar. Lo que muchos no sabíamos era cómo acceder a ellas y comparar para elegir la muestra que más nos interesa en cada momento. Ahora Muestras gratis nos aglutina esa información tan valiosa. Inscribámonos.






Tuesday, July 21, 2009

Premios Blogs "20 minutos"


Casi me siento culpable por no haber inscrito este año mi blog en el concurso de Blogs "20 minutos". Veo los esfuerzos que hace mi querido súbdito Juan Duque para promocionar el concurso y, con el concurso, el periódico que lee mi doncella Maripuri con tanto interés, y pienso que fui egoísta. Yo podía haber hecho mucho por el concurso. Con sólo decirles a los ministros que pasan por Palacio lo de los premios, ya se corría la voz; los ministros y sus familias entraban en la web del gratuito más leídos, la empresa incrementaba sus ingresos publicitarios, los columnistas y demás currantes del periódico tendrían garantizados sus puestos de trabajo, no habría otro puñado de familias preocupadas por el desempleo,... En fin, otra vez será. La vida da muchas vueltas y quizá un día, Dios no lo quiera, acabe en la redacción del "20 minutos" pidiendo un trabajo para alimentar dos Infantas de España destronadas por la República de Zapatero.

Mi doncella Maripuri, en cambio, no se arrepiente de no haber inscrito ninguno de sus muchos blogs.

-No me ofrecieron un duro, mi Princesa. ¡Ni un duro! Y yo no escribo gratis.
-Nadie puede ofrecerte duros, Maripuri: la moneda de España es el euro.
-Eso quiero decir. Euros, dinero, cartiños.

Maripuri no sabe concursar.. Ella va por ahí diciendo que trabaja para la Princesa de Asturias y quiere que le abran las puertas los poderosos por ser ella la gallega que me barre los suelos de casa.

Escucho las grabaciones de mi súbdito Juan Duque y flipo. ¡Cómo trabaja! Es un hombre generoso. Mi doncella Maripuri debería aprender de él, trabajar gratis, promocionar el "20 minutos" durante el verano más lluvioso que le ha caído encima a Galicia. Intento convencerla:

-Maripuri, haz algo por ellos. Total, no puedes ir a la playa con lo que llueve allá arriba.
-Voy a ir a Mallorca con usted, mi Princesa. ¿Cuándo marchamos?

Por el momento, estoy currando tanto como Juan Duque. Él le promociona el concurso al "20 minutos" y yo promociono la Monarquía del suegro vestida de princesa. No tengo vacaciones. En Mallorca seguiré currando: yate, posado para los paparazzi y chiringuitos. Así trabajamos las princesas. Que nadie se extrañe si no tengo tiempo libre para inscribir mi blog en los concursos. En las dos ediciones anteriores fue mi doncella la que se encargó de votar por mí. Repartió votos hasta subir uno de sus blogs a los más votados. La pobre no ganó ni las gracias. Por eso sigue barriéndome la casa.

-Mi destino es ser barrendera -dice.
-¡Maripuri, por Dios! -me escandalizo.
-Por Dios, por Cristo y por los Santos Apóstoles. Yo siempre seré barrendera.
-No maldigas, Maripuri, que me recuerdas a Cela.

Marcha empujando una escoba eléctrica. Yo sigo navegando por Internet. ¡Cuántos blogs hay inscritos! Supongo que serán gallegos porque en Galicia es el único sitio donde el verano invernea. No imagino a un bloguero con el portátil en la playa tecleando un post para ganar el concurso de Blogs "20 minutos".

Wednesday, July 01, 2009

Adiós, Michael, adiós




Estoy muy apenada por la muerte de Michael Jackson, el cantante negro que se volvió blanco misteriosamente sin haberle dicho a nadie cómo lo consiguió. Yo fui fan del Michael más negro, cuando todavía llevaba coletas y sólo paseaba por las calles de Oviedo. Bailaba sus canciones. Forraba el libro de matemáticas con su poster. Aún no había descubierto entonces la magia de las letras de Sabina ni conocía a mi doncella Maripuri.

Me sentí vieja al saber lo de Michael. Los años pasan. Van muriendo los que te rodean. Sientes miedo.

-Esta triste, mi Princesa -observó Maripuri-. ¿Quiere un café?
-No, Maripuri, gracias.
-Necesita usted unas buenas vacaciones. Le sugiero que vaya a veranear a La Coruña, mi Princesa. Allí se puede alojar en la Torre de Hércules. ¿Sabe que la han declarado Patrimonio de la Humanidad? No salió mucho en las noticias porque había muerto Michael Jackson y una estrella del pop es más importante para la gente que un faro romano.

Este verano vamos a quedar sin vacaciones casi. Yo pensaba que reduciríamos nuestra estancia en Mallorca para ir al Caribe, pro ejemplo, pero no; nos quedamos en Madrid más días asándonos de calor.

-La piscina está fría, Leta -me consuela mi Felipín-. Hemos comprado dos sacos de arena para hacerles una playa a las niñas.
-Al final vamos a tener playa en Madrid.
-También les compramos flotadores. Sofía todavía no sabe nadar y Leonor nada bastante mal.

Sigo pensando en la extraña muerte de Michael Jackson. Me acerco al botiquín y tiro las aspirinas Bayer más otros medicamentos que no sé para qué son.

-¿Qué haces, Letizia? -protesta doña Sofía-. No tires mis medicinas. Trae, anda. Ibas a tirar mi elixir de la felicidad.

Doña Sofía me confiesa que se automedica para ser feliz.

- Recuerda, Letizia: cuando discutas con el marido, una aspirina te cura el dolor de cabeza y evita un divorcio.
.Layra Ponte no debió tomar aspirinas entonces -comenta la niñera Rafaela.
-¡Calla, Rafaela! -la recrimino.
-El senador Anasagasti escribió un libro muy ameno sobre el ciudadano Juan Carlos. Trata el tema de las amantes.

Doña Sofía se marcha espantada. Yo también me aparto de la niñera. Si mi Felipín me pone los cuernos, no quiero saberlo.

Mi Felipín está escribiendo un telegrama de condolencias. Me lo enseña. "La Princesa y yo le manifestamos nuestro más profundo dolor por el fallecimiento de Michael Jackson". El destinatario es Barack Obama.

-Bien, Felipe. Te estás ganando el sueldo.
-¿Sabes que Belén Esteban gana más que nosotros, Leta? En España vale la pena nacer en San Blas. El proletariado tiene mejor futuro que la aristocracia.

Me deprimo más. Mi moral vuelve a levantarse cuando oigo cantar a Leonor. La Heredera del Heredero nos va a sacar de pobres. Baila mejor que bailaba Michael Jackson y tiene un chorro de voz que hace temblar los cristales. Los Borbones no pasarán hambre. Mi Leonor podrá pagar todos los divorcios que se avecinan, el siguiente creo que será el de nuestra prima Simoneta. También podrá hacer frente a los arreglos de los ascensores de Cataluña. Es horrible lo mal que andan por el este. Mi Felipín, el Presidente Montilla y una servidora estuvimos media hora encerrados en un ascensor cochambroso. Cataluña debe reclamar más financiación. Hasta los ascensores de mi palacio son mejores que los que hay en el palacio de la Generalitat. Pobres.

Mi niña Leonor sigue cantando. Es la gloria bendita. Soy feliz. Por primera vez veo el futuro como un episodio maravilloso que he de vivir. ¿Ocupará mi niña el hueco que deja el rey del pop sin cubrir en el mercado musical internacional? Dios lo quiera. Los Borbones necesitamos mucho dinero para poder vivir con dignidad.

Monday, June 15, 2009

Brotes verdes en La Zarzuela



Los brotes verdes llegaron a La Zarzuela gracias, según dice mi doncella, al buen hacer del gobierno de Zapatero y al mejor hacer de la oposición. Maripuri está eufórica. Nunca la había visto tan feliz.

-Estamos saliendo de la crisis, mi Princesa. Una amiga mía encontró curro en el plan E de ZP. Es un trabajo serio, de pico y pala, y le pagan bien.
-¿Trabaja de albañil tu amiga, Maripuri?
-No exactamente. Digamos que es cavazanjas. Mi amiga disfruta un empleo de nueva creación.

Me alegré infinitamente. Yo no creo mucho en las macromagnitudes, pero cuando le pones nombre a un nuevo cotizante a la Seguridad Social, empiezas a creer las cifras positivas de nuestra economía, los brotes verdes.

El padre de la niñera Rafaela también es un nuevo empleado. La niñera Rafaela estuvo muy preocupada los pasados meses porque pensaba que su progenitor no iba a volver a encontrar empleo.

-Rezo para que no prejubilen a papá -me decía-. En Lanzarote con quinientos euros no tienes ni para desayunos.

Finalmente, el plan E lo reincorporó al mercado laboral. Es otro cavazanjas, como dice mi doncella.

Hasta el marido de la cocinera Ángela fue contratado.

-Zapatero es muy bueno, Alteza. Mi esposo, pese a beber mucho, fue aceptado para hacer carreteras.

Mi Felipín llamó a Zapatero para agradecerle su trabajo. Se ofreció para poner las primeras piedras de las zanjas.

-La Princesa y yo queremos potenciar el cambio de modelo económico con nuestra presencia.

El Presidente tomó nota. Ya nos llamaría para las inauguraciones de las nuevas aceras.

-¿Ha cambiado el modelo económico, Felipe?
-Sí, Leta. Hemos pasado de la construcción especulativa de viviendas a la construcción productiva de aceras, carreteras y jardines.

Quedé asombrada con las explicaciones de mi Felipín. Los que estudian en Georgetown salen listos.

-Niñas -les dije a mis Infantitas-, no os asombréis si alguno de vuestros primos acaba de albañil de aceras. En nuestro país todos se empelan en la construcción de carreteras, parques y jardines desde que cambió el modelo económico.

Leonor me mira con cara de espanto. La pobre cree que todos los Borbones tienen un trabajo de agitar el brazo. Sofía me pregunta cuándo irá al colegio.

-Pronto, hija. Con un poco de suerte, los brotes verdes darán para pagaros Los Rosales a las dos.
-¿Y si no pagamos? -pregunta Leonor.
-Pues quedamos a deber y punto.

Mi doncella me riñe por hablarles a mis niñas con tanta contundencia. Cree Maripuri que a los niños sólo se les deben contar noticias positivas. Así lo hago:

-Niñas, la tía Laura y el tío Beltrán se han divorciado.

Maripuri se echa las manos a la cabeza. No me entiende.




Saturday, May 30, 2009

Resaca de Comuniones




Quedé hasta las narices de tanta Primera Comunión. Los dos mayores de Cristina y la niña de Elena se iniciaron en el Cuerpo de Cristo y me dejaron la cartera temblando. A los niños de hoy ya no los puedes despachar con un globo terráqueo o un reloj de seis euros. Quieren móviles con cámara, mp3 y no sé cuántos adelantos más.

Mi Felipín y yo pasamos un apuro económico. Mi doncella Maripuri tuvo que echarme una mano con una venta de fotos privadas al ¡Hola! para que pudiera financiar tres móviles de última generación para mis sobrinos.

-Venderemos sus fotos de pedida, mi Princesa. Usted salía muy favorecida de Armani. Mire, esta foto donde doña Sofía le coloca un collar vale por lo menos mil euros. Por la fotografía de la cena familiar podemos pedir 3000 euros. Las restantes se las dejamos a 600 euros.
-¿Crees que pagará tanto el ¡Hola!, Maripuri?
-Sí, mi Princesa.

La niñera Rafaela también me echó una mano. Llamó a las revistas y les pidió una indemnización por fotografiar el gesto cariñoso de mis dos Infantitas en la comunión de los Urdangarines.

-Son menores de edad -los amenazaba-. O pagan o me chivo al Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid.

Los directores de las revistas pagaron. Antes de llegar nosotros a Colombia de viaje oficial llegaron los cheques a la Zarzuela por correo urgente.

-Tenemos dinero, ciudadana Leti -me informó la niñera-. Pueden estar tranquilos en Colombia: sus hijas no pasarán hambre.

Mi temor era otro. ¿Y si Jaime y Elena se peleaban? Las Herederas del Heredero corrían peligro. Llamé a mi doncella y le pedí que no las llevara a la comunión de Victoria Federica. Maripuri me prometió alejar a mis niñas de los conflictos conyugales.

-Comerán en la cocina, mi Princesa. No creo que sus cuñados vengan a pelearse a la zona de servicio.

Creo que no llegaron a tanto. Marichalar y Elena sólo se pusieron malas caras delante del colegio de sus hijos con la pobre suegra de testigo.

Desde Colombia me conecté a los medios por Internet. Nada nuevo. Peñafiel se estaba ganando la vida a nuestra cuenta por las televisiones. Decía que mis hijas les chupan plano a sus primos. Ese hombre no entiende que las Herederas del Heredero tienen derecho al mejor sitio en las portadas de las revistas.

Maripuri me envía un e-mail con la lista de invitados para las primeras comuniones de mis Infantas. Leo asombrada: "hay que buscar patrocinadores". La llamo para que me lo aclare.

-Pues muy sencillo, mi Princeesa: los empresarios españoles pagarán los gastos de las comuniones a cambio de unos pequeños bordados con el nombre de sus empresas en los vestidos de las Infantas.

Tiemblo de horror. Jaime Peñafiel nunca acabaría de criticarnos. No, no, mis niñas irán de blanco y sin patrocinios por muy pobres que seamos.






infantas

Thursday, May 21, 2009

Cinco años de feliz matrimonio




Mi Felipín y yo celebramos el quinto aniversario de nuestra boda por todo lo alto. La crisis económica no se notó en nuestros festejos privados. Cantantes famosos, bailes, mariscadas,... El viaje romántico lo dejamos para el mes de agosto, cuando el personal esté de vacaciones y no se rasgué las vestiduras porque los Príncipes van de crucero por el Caribe.

Soy feliz. La vida me sonríe. Mi marido está tan enamorado de mis huesos que no creo que deje de amarme nunca, pro mucho que Maripuri jure y perjure que vamos a sufrir la crisis de los siete años.

-Lo dice el tarot, mi Princesa.
-¿Me divorcio del Príncipe?
-No, pero va a pasarlo muy mal, mi Princesa -insiste mi doncella.

Tonterías. Mal sí que lo pasé cuando vi en la tele como abucheaban nuestro Himno nacional. Pensé que entre el Barcelona y el Atlético de Bilbao proclamaban la desaparición de España en la final de la Copa del Rey. Doña Sofía regresó con un dolor de cabeza que no se le curaba con las aspirinas Bayer. Su Majestad, en cambio, lo tomó con filosofía.

-Nos va en el sueldo -comentó.

En mi sueldo no va, estoy segura. No tengo ningún plus por abucheos.

Pero sigamos hablando de mi aniversario de boda. Mi Felipín me regaló diamantes comprados en la joyería Suárez que patrocina Isabel Preysler.

-No me hicieron rebaja, Leta -se lamento-. Temo que este gasto repercuta en un mayor déficit presupuestario.
-¿Te gustan los pantalones que te compré? -le pregunté.
-Mejor no los pongo, Leta. Se parecen a unos pantalones de trapecios que tenía mi ex cuñado Marichalar. Peñafiel pondría el grito en el cielo si me viera de esta guisa. No, Leta, no. Yo estos pantalones los llevo a Cáritas para que se los den a un pobre.

Mi Felipín sólo sabe vestirse de Príncipe: muy clásico, muy serio y muy formal.

-¿Me querrás siempre, Felipe?
-¿Y tú, Leta? ¿Seguirás conmigo cuando sea viejo? ¿No me abandonarás si llega la III República?
-Dile a Su Majestad que abdique, Felipe. Quiero ser Reina de España y no sé si este país resistirá unido mucho más tiempo.

Su Majestad se negó a abdicar. Quiere ser Rey hasta que muera.

-¿Y si morimos nosotros antes, Felipe? -le pregunté-. Usted puede vivir muchos años.
-Dejadme criadas las nietas.

Doña Sofía nos pide que no hablemos de cosas tristes un día de celebración. Quiere que hagamos un publireportaje para el ¡Hola!

-Sois un ejemplo. Ninguna pareja española sigue enamorada tras cinco años de convivencia. Juanito y yo aguantamos enamorados cinco meses, después seguimos casados por los hijos y, estos últimos años, no nos hemos divorciado por los nietos.

Pienso que yo jamás permaneceré casada por mis hijas cuando se nos termine el amor a mi Felipín y a mí. Bueno, aguantaría hasta cuernos por la Corona. España bien vale una cornamenta.

Tuesday, May 12, 2009

La corrupción del PP



Estoy siguiendo con mucho interés la corrupción del Partido Popular, todavía presunta porque los jueces no los han enchironado. Todo llegará. Con un poco de suerte, veremos a los GEOS asaltando Génova 13 en un telediario. Espero que no sea el día de las elecciones europeas. Sería mucho lío seguir los comicios y las detenciones de los corruptos a la vez.

Mi Felipín dice que a él no le extraña la corrupción del PP.

-Viven muy por encima de sus posibilidades, Leta. Rajoy viste trajes Milano y Esperanza va siempre de Zara.
-¿Tanto se encareció Zara, Felipe? Antes de casarme contigo, los currantes íbamos de Zara.
-Yo nunca puede comprar en Zara, Leta. Mi primer traje me lo confeccionó el sastre de Su Majestad. Ahora voy de Armani, una firma muy económica que me recomendó Almódovar.

Leo en "el Mundo" que los del PP tienen las fiestas de cumpleaños de los niños gratis. ¡No hay derecho! Yo pagué una pasta por el cumpleaños de mi niña Sofía. Treinta mil euros me clavaron por una merienda sin payasos.

-Son ricos, mi Princesa -me asegura mi doncella-. Los del PP tienen pasta de verdad. ¿Sabe que Rajoy compró Facebook? Abrió la chequera y se hizo con un Facebook pepero. Lo llama popular.es.

Entro en Internet y flipo a colores. ¡Qué nivel! Se me ocurre comprar otro Facebook para nosotros. Su Majestad no quiere oír hablar de Internet.

-Será el fin de la Monarquía, nuera, el fin. La Monarquía es una institución conservadora.
-Yo me siento progre, Majestad.
-Eres monárquica, nuera.
-Mi corazón es rojo.

Su Majestad pone fin a la discusión con un portazo. A mi suegra no le pido su opinión porque nunca en su vida tocó un ordenador.

-Usted tiene blog, mi Princesa -me consuela Maripuri-, un blog más visitado que todos los Facebook del PP.

Se me levanta la moral. Llamo a Génova 13 y les digo que soy una princesa con blog. Me dan las gracias por votar al PP.

-¿Oiga! ¡Yo no voto al PP ni borracha!
-Muchas gracias por su voto, señora.

Llego a la conclusión de que estoy hablando con una máquina. Va a ser cierto que los del PP se informatizaron. La corrupción da para mucho.

-Felipe -le sugiero a mi marido-, nosotros también podríamos ser corruptos. Yo estoy dispuesta a aceptar regalos de ese Correa del caso Gürtel.
-¿Qué bebiste, Leta?
-De momento, agua, pero cuando nos regalen champán francés, eso beberé.
-El PP tienen mal futuro, mi Princesa -me asegura Maripuri-. Los veo en la cárcel.

No es mal sitio. En la cárcel siempre trataron bien a los políticos y a los empresarios. Por lo menos allí no tienes que llevarte la nevera, como hizo mi cuñada Elena cuando cambió de casa hace unas semanas.

Tuesday, April 28, 2009

Carla Bruni en España



Al lado de Carla, me siento como si estuviera en el concurso de Miss Mundo representando a España. La miran, me miran, quieren fotografiarnos juntas. ¡Qué nervios! Tuve que contenerme para no morder las uñas delante de los fotógrafos.

Carla habla mucho de su hijo y del hijo que quiere tener con Sarkozy. Yo no me enteraba de mucho de la conversación porque estaba nerviosa. Doña Sofía, en cambio, entendía todo. Supuse que hablaban de niños y dije que mis Infantas son muy guapas, comen bien y no dan guerra.

-Madame Sarkozy habla de hombres, Letizia, de sus parejas -me aclaró mi suegra.

Callé. Una princesa de España no habla de un ex marido profesor de instituto; sólo habla de su Príncipe y futuro Rey de España.

Sonsoles, la mujer de Zapatero, también estaba nerviosa. Agarraba a ZP por los dos brazos como si Carla le fuera a birlar al marido. Le di un codazo y le susurré:

-Tranquila, Son, a Carla no le gusta Zapatero: sólo le van los tíos de derechas.
-¿Le gusta Aznar? -me preguntó, asombrada.
-Creo que sí. Aznar es pequeñito como Sarkozy.

Mi doncella se hizo amiga de Carla. Si me descuido, Maripuri acaba en París leyéndole el tarot a la primera dama francesa.

-Es culta, elegante, amable, guapa, buena persona,...
-¿No te habrás vuelto lesbiana, Maripuri?
-No, mi Princesa. He decidido casarme con un político. Nunca están en paro. Mi modelo femenino a seguir es el de Carla Bruni.

Carla quiso visitar El Prado. Los Reyes tuvieron el honor de acompañarla por eso del protocolo. Aproveché la tarde para acicalarme. No quería brillar menos que la Bruni en la gran cena del Palacio Real.

Mi Felipín no se tomó la visita tan en serio como yo. Me desespera su tranquilidad, su poca ambición.

-Hasta Urdangarín tiene más ambición que tú, Felipe. Ahí lo tendremos en Washington codeándose con Obama después del verano.
-Sarkozy me pone nervioso, Leta. Temo que te enamores de él.

Nerviosos nos pusimos todos cuando Carla Bruni estornudó en plena cena.

-Tus estornudos son sanos, mi amor -le dijo Sarkozy.
-¡Maripuri! -grité, hecha un flan.

Mi doncella se acercó a la gran mesa y le pedí que no dejara salir a las Herederas del Heredero. Carla volvió a estornudar. No había duda: la italofrancesa estaba griposa y sabe Dios qué gripe le había dado.

-¿Fuiste a Cancún, Carla? -le pregunté.
-No, querida. Creo que fuiste tú la que anduviste por México hace una década.

Enrojecí como una amapola. Carla quería airear mi pasado íntimo. Doña Sofía me echó un cable sacando el tema de sus nietos.

-Mis nietos catalanes se van a hacer yankis. ¡Dos años estarán en Washington! Suerte que tengo cuatro nietos en Madrid. Las Infantas son preciosas.

Carla Bruni centraba su atención en Su Majestad y en Sarkozy. Mi doncella tiene razón al considerarla un ejemplo a seguir: es una mujer que va directa al poder. Carlas jamás se casaría con un Heredero sin fecha de coronación conocida.




Monday, April 13, 2009

Mi compasión hacia los parados


Tuve que cambiar una página entera de mi diario privado porque la actualidad me la dejó obsoleta. Había escrito mis impresiones sobre el ex ministro Solbes y sus desaciertos en la gestión de la crisis económica. Rompí la hoja. No era nada cortés por mi parte criticar a un desempleado. Yo siento mucha compasión hacia los parados, especialmente hacia los que se quedan sin un buen sueldo.

-Pobre Solbes, ¿qué será de él? -le pregunté a mi Felipín.
-Creo que cobrará una prejubilación, Leta, no debes preocuparte.
-¿Quinientos euros?

Mi Felipín desconocía la cuantía de las prejubilaciones. Maripuri me aseguró que no pasan de seiscientos euros mensuales.

-Por lo menos en Galicia, mi Princesa. Mi padre está prejubilado y no cobra más.

No me extraña que mi doncella trabaje tanto. Yo también me pluriemplearía para que no le faltara la comida a mis Infantitas si no cobrara más de seiscientos euros al mes. Supongo que los hijos de los ministros despedidos hacen horas extras para ayudar económicamente en casa.

-El ex ministro de Cultura es el que peor lo tiene, mi Princesa. Es poeta y todos los poetas son pobres.

Se me encogió el corazón. ¿Cómo se había atrevido Zapatero a despedir a un poeta pobre? Agarré mi móvil y llamé a La Moncloa. Me dijeron que Zapatero estaba ocupado.

-Habla con Obama por el teléfono rojo -me dijo Sonsoles-. Son muy amigos, Alteza. No se extrañe usted si España acaba unificándose con Norteamérica.
-Creo que los ex ministros pasan hambre.
-En España nadie pasa hambre, Alteza. Somos el Primer Mundo.

Quedé tranquila y puede centrarme en mis vacaciones de Semana Santa. Llevar a dos Infantas a Mallorca es un poco complicado. La estancia es otro suplicio. Cada vez que veo un paparazzi cerca, temo que me descarríen las niñas.

-¿Y si acaban como Belén Esteban, Felipe? ¿Imaginas a tus hijas vendiendo sus intimidades en el programa de Ana Rosa?
-No, Leta. El Estado tiene buenos sueldos y mejores prejubilaciones. Leonor y Sofía tienen sus futuros garantizados. Démosle gracias a Dios.

Encendí el televisor para hacerlo. Las procesiones que echaban por la tele me inspiraban para rezar.

-¿Qué haces, mami? -me preguntó mi Leonor.
-Rezo, hija. Hay que darle gracias a Dios por haber situado a la patria en el Primer Mundo.

Estaba a mitad de un padrenuestro cuando se me ocurrió que Zapatero podía despedir al Rey.

-¡Felipe! -grité-. ¡Ya podemos ser Reyes! Llama a Zapatero y pídele la prejubilación de Su Majestad.
-¿Qué dices, Leta?
-Que La Zarzuela se apunta a la renovación de cargos. Mírate al espejo, Felipe. Ya tienes cara de Rey de España. ¡Eres Felipe VI! Serás el Rey que saque a los españoles de la mayor crisis económica de la Historia.
-Hablas como una pitonisa, Leta. No debes conectarte tanto al tarot del ordenador. Recuerda que hay que reducir gastos.

Yo apoyo el consumo. Me volvía a conectar con mis brujas. Aciertan más que mi doncella y me llaman cariño. Según ellas, no voy a ser una mujer prejubilada. Respiro aliviada. No me tocará una pensión de quinientos euros como al pobre ex ministro Solbes.

Tarot gratis

AMAZON











My Blog List

  • Mi bikini lechugas - Verde como las lechugas es mi bikini más lindo. En la playa da la nota, en mi casa marca estilo. Hace perder la cabeza a mis vecinos los chinos y...
    3 days ago
  • La casa de papel - http://www.atresplayer.com/television/series/la-casa-de-papel/temporada-1/capitulo-6-captulo_2017060400225.html ATRESPLAYER - Volver a ver vídeos de La ...
    3 weeks ago